Falleció un bebé al caer al piso al nacer.

Un bebé recién nacido cayó al piso en la misma sala de parto y el golpe que habría recibido en su cabeza fue de gravedad.

Los padres Claudio Mondragón de Urdinarrain y su esposa (de Ceibas), quienes viven en dicha ciudad, sufrieron la peor noticia cuando en la tarde de este jueves 12 en el Sanatorio Pronto de Gualeguaychú, le informaron lo sucedido.

Ahí mismo se decidió trasladarlo de inmediato al Hospital Centenario, pero luego se resolvió que fuera derivado al Hospital Materno Infantil San Roque de Paraná por la gravedad del estado.

Acompañado de su padre, el bebé fue trasladado en una ambulancia de alta complejidad a la capital provincial, pero llegando a Nogoyá el estado del bebé se complicó y se decidió ingresar al nosocomio de esa localidad, donde desafortunadamente el recién nacido nunca llegó con vida al centro asistencial, consignó Radio Cristal.

La justicia ya tomó conocimiento del hecho a través del delegado judicial Gastón Popelka, para determinar cómo ocurrió el episodio, la causalidad y la responsabilidad de la obstetra.

QUÉ DIJO EL DIRECTOR DEL HOSPITAL CENTENARIO:

El nacimiento se produjo poco después de las 14.00 y el ingreso al Hospital Centenario se realizó a las 15.00. “Venía con respiración artificial y una vez arribado se lo entubó, se le practicó una ecografía, donde se determinó una patología neuroquirúrgica. Posteriormente se informó y se contactó con un neurocirujano del Hospital San Roque y se planteó el traslado. A las 17.59 salió el traslado y luego en la ambulancia se decidió entrar al Hospital de Nogoyá. Posteriormente se informó el deceso”, indicó Gorla con la premura de un caso que ha conmocionado a la ciudad.

El bebé, de nombre Valentino, que viajaba en la ambulancia acompañado de su padre, un joven de 29 años, no llegó a ingresar al Hospital de Nogoyá. Desde entonces se dio intervención en primer lugar a la Policía y posteriormente a la Fiscalía. En Gualeguaychú actúa el fiscal Mauricio Guerrero, mientras que el fiscal de Nogoyá tiene a su cargo las medidas por el fallecimiento en su jurisdicción y posteriormente remitirá las actuaciones a Gualeguaychú.

“La ecografía definió un diagnóstico y la idea no era perder tiempo”, indicó Gorla sobre la atención realizada en Gualeguaychú. El experimentado profesional, con muchos años dentro de la medicina, calificó lo sucedido como algo “excepcional” y que causó un gran impacto en los profesionales que intervinieron en el sanatorio y en la institución hospitalaria. “Siempre se trabajó para remediar la situación”, agregó.

EL RELATO DEL PAPÁ

“Yo presencié el parto”, contó Claudio el papá del bebé  y relató todo lo que vivió: “Mi mujer hacía los trabajos de parto, estaba para tener, y le pedían que empujara, que hiciera fuerza para que el bebé salga; y el bebé salió, como despedido y nadie lo agarró y se cayó al piso. La partera estaba ahí, la obstetra estaba ahí y yo les decía que la cabecita estaba ahí que faltaba poco y ahí le dijeron que empujara. Lo que yo he visto en películas, en cosas que uno se imagina, esto fue muy diferente”, indicó visiblemente quebrado.

“El bebé salió y cayó al piso, no dio tiempo a la partera a agarrarlo, y la obstetra no reaccionó. Lo único que hicieron fue levantarlo del piso y meterlo en una incubadora y llevármelo al hospital. El cordón se cortó solo cuando el bebé cayó. Eso fue lo que pasó y lo que nosotros vimos, lo vi yo, lo vio mi mujer, la partera, la obstetra y el pediatra que estaba para recibir al bebé, después de ahí lo metieron en una incubadora y se lo llevaron”, describió el padre de Valentino.

Difunde la noticia

Autor entrada: Fabiola Bernhardt

Fabiola Bernhardt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *