Una abuela le quemó los pies de su nieta porque «se portaba mal».

La nena de 2 años de edad fue hospitalizada con quemaduras de segundo grado.

Una nena de 2 años de edad tuvo que ser hospitalizada luego de que su abuela le quemara los pies con agua hirviendo porque se «portaba mal». El hecho ocurrió en Tennessee, Estados Unidos.

Todo sucedió cuando la madre de la menor, Brittany Smith, le dejó a cargo de la nena a su suegra, Jennifer Vaughn, mientras ella y sus otros hijos iban a nadar.

Según fuentes policiales, Vaughn, de 51 años, se enojó con la menor y le sumergió los pies en agua hirviendo, causándole quemaduras graves.

No era la primera vez que Jennifer cuidaba a su nieta, por eso Brittany Smith, madre de la niña, decidió dejarla al cuidado de su suegra, cuando llegó a la casa encontró a su hija en agonía por las quemaduras.

De inmediato la trasladó a un hospital y de ahí a una clínica especializada en quemaduras en Austell, Georgia.

Los médicos indicaron que la niña necesitará varias cirugías para así evitar que pierda ambas extremidades, ya que las quemaduras son de gravedad.

Vaughn podría enfrentar una condena entre 15 y 60 años de prisión, además de pagar una multa de hasta $50.000 dólares.

Difunde la noticia

Autor entrada: Fabiola Bernhardt

Fabiola Bernhardt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *