Siete familias de El Volcán cumplieron el sueño de la casa propia

El gobernador de la Provincia, Alberto Rodríguez Saá, entregó las llaves de sus viviendas a vecinos de la localidad serrana en un emotivo acto realizado este mediodía. “Les agradezco por la tenacidad y por creer en la obra de este San Luis, en el que siempre se cumplen los sueños”, dijo Alberto a los flamantes propietarios.

Este miércoles, la política habitacional que lleva adelante la Provincia de San Luis desde 1983 sumó un nuevo día importante, lleno de emociones y alegría. Se trata de siete familias de la localidad de El Volcán que en el día de hoy recibieron las llaves de su casa y se convirtieron en propietarios de las mismas.

“Estoy muy contento”, dijo el gobernador previo a la entrega, al mismo tiempo en que se mostró “sorprendido” al llegar y ver las casas. “Les agradezco por la tenacidad y por creer en la obra de este San Luis, en el que siempre se cumplen los sueños. Queremos acompañarlos en esta hermosa felicidad”, expresó Alberto.

Seguidamente, Rodríguez Saá entregó las llaves a cada una de las familias que, en algunos casos, las recibieron con lágrimas en los ojos al ver concretado su sueño. “Estamos muy agradecidos, ahora vamos a tener un lugar cómodo para vivir con mis hijas y mi nieta”, dijo Sergio. “En mi familia somos siete, no vemos la hora de mudarnos y empezar a disfrutar de nuestra nueva casa. Le agradezco al gobernador por esto”, dijo otra de las vecinas.

La construcción de las viviendas se realizó con fondos del Gobierno provincial, a través de la gestión de la actual intendencia de El Volcán, que intercedió ante el Ejecutivo para finalizar las obras que habían quedado paralizadas por las autoridades anteriores. Las familias vivían en cercanías a la Autopista Los Puquios y Ruta N° 20. Allí, sus terrenos no ofrecían resistencia a las lluvias y eso motivó el traslado de los mismos a sus nuevas casas. Una vez que todas las familias se hayan mudado esas viviendas serán destruidas.

Difunde la noticia

Autor entrada: Fabiola Bernhardt

Fabiola Bernhardt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *